4 de Enero de 2017

Esquí de travesía acompañados de nuestros perros

El esquí de travesía es una modalidad de esquí mediante el que podemos subir cimas y bajarlas esquiando sin necesitar de instalaciones a diferencia del esquí alpino.  Esto es posible gracias a unas fijaciones especiales que permiten liberar la  talonera de la bota en las subidas y las llamadas ‘pieles de foca’ (no os asustéis, son sintéticas), que son una piel adhesiva con la forma de la espátula del esquí cuyos ‘pelitos’ solo dejan deslizar el esquí hacia delante y no hacia detrás. Además, todo el equipo de esquí de travesía es mucho más ligero que el de alpino, tanto las tablas como las botas. Las botas se dividen en dos partes, un botín interno y su carcasa exterior. Esto nos permite que, ajustando bien el botín y dejando la carcasa sin abrochar o en posición de andar, se permita un juego entre ambos que deje libre ‘el pie’ para poder ‘andar’ con los esquís.

(Foto: Subida al Peñarroya)

Una vez llegamos a nuestro destino, para poder descender esquiando tendremos que poner la fijación en posición de descenso (la bota quedará completamente fija a la fijación), retirar las pieles de foca y abrochar y ajustar bien nuestras botas de esquí.

 

¿Debo saber esquiar para practicar este deporte?

La respuesta es sí y además tener un buen nivel. Cuando haces esquí de travesía pasas de hacerlo en la seguridad de una estación de esquí, con unas instalaciones que te ahorran el esfuerzo de subir, con unas pistas pisadas y de buena nieve, con señalización y balizas de piedras y otros obstáculos y pudiendo elegir en todo momento el nivel de dificultad de la pista que bajarás. Esto no ocurre cuando te lanzas a subir una montaña con esquís. Por supuesto, tienes que planificar bien la ruta, estudiar su dificultad (existen escalas que te la indican, tanto a nivel de esquí como el nivel de alpinismo) y prever que la nieve no pueda estar en las mejores condiciones. Esto, junto con la cantidad de obstáculos que puedas encontrar, hace necesario que tengas un buen control de tu esquí.

(Foto: Corredor de nieve estrecho y con mucha pendiente bajando de la Serrera, Andorra)

Por ello, deberás elegir tus salidas teniendo en cuenta tu nivel de esquí y el estado de la nieve, además de la dureza física que influirá también cuando tengas que bajar esquiando. Las cimas de iniciación o con niveles S1 o S2, suelen ser cimas fáciles siempre que la nieve esté en condiciones, con palas anchas y pendientes moderadas y sin exposición.

¿Qué material necesito?

Material humano

  • Equipo básico: esquís de travesía, fijaciones, botas de travesía, bastones, pieles de foca y cuchillas.

  • Equipo de seguridad avalanchas: ARVA, sonda, pala

  • Otros: Casco, piolet, crampones

  • Abrigo: esto es muy personal pero pondré una lista de lo que yo llevo. Pantalones de invierno impermeables antideslizantes, calcetines de invierno cómodos y sin costuras para evitar ampollas, camiseta térmica corta o larga, camiseta técnica larga, chaleco forro polar, primaloft (capa interior), chaqueta de goretex o similar, guantes de invierno impermeables, buff, gorro

  • En la mochila: mochila técnica que permita portear los esquís, cantimplora o camelbak, comida para el día (barritas, fruta, frutos secos, chocolate….), gafas de sol, manta térmica

  • Botiquín personal, protección solar y labial

  • No es imprescindible: barra de parafina, cámara de fotos

 

(Foto: Subida al Monteixo)

Material canino

  • Arnés o collar con identificación y correa

  • Bebedero y agua

  • Chaleco de abrigo para aquellos más frioleros para los ratos de parada o los días malos

  • Vaselina

  • No es imprescindible: botines para nieve

 

(Foto: Bigotes preparado para empezar)

¿Qué debo de tener en cuenta con mi perro?

Estado de salud y fortaleza física: siempre que salgas con tu perro elige las salidas acorde con el estado de salud y edad de tu peludo. Ten en cuenta, que la subida puede ser similar a subir una montaña andando, pero bajaremos esquiando y aunque haremos paradas para esperarlos, ellos tienden a bajar corriendo detrás de ti.

Protección de las almohadillas plantares: en cuanto a la protección de sus almohadillas podemos hacer varias cosas.

  1. Aplicar antes, durante y después de la actividad vaselina en sus almohadillas. Antes y después ayudará a que las tenga hidratadas, durante a que no se formen bolitas de nieve dura entre sus dedos que son molestas y pueden lastimarles.

  2. Yo aplico a Bigotes un líquido protector que ayuda a endurecer las almohadillas y tenerlas preparadas para jornadas algo más duras de lo habitual. En concreto, nosotros usamos ADO QUATRO, aunque hay otros productos similares.

  3. Por último, podemos llevar unos botines para el caso en que, aun tomando las precauciones anteriores, las almohadillas de nuestro perro sufran en exceso. Si vas en grupo, no es necesario llevar para todos los perros.

Alimentación e hidratación: Recuerda dar de comer a tu perro al menos 2 horas antes de que realice la actividad pues sus digestiones son largas y así evitarás cualquier incidente derivado por este motivo. Además, la hidratación es muy importante, aunque estemos en la nieve, ten en cuenta el sol y el esfuerzo físico que está realizando, recuerda que beba suficiente el día anterior, durante y después de la actividad.

Protección solar: Para perros con zonas claras expuestas y sin pelo, es recomendable ponerles crema protectora para evitar quemaduras.

(Foto: Bigotes con bebedero ultra-ligero y plegable de Ruffwear)

¿Cómo bajamos? ¿No es peligroso para el perro? ¿Y si se me cruza?

Aquí os contaré mi experiencia aunque supongo que no será la única. Es lógico pensar en lo peligroso que puede llegar a ser ‘atropellar’ a nuestro perro con los esquís, por lo que habrá que tener cierta precaución.

Nos aprovecharemos de un hecho que suele darse, y es que nuestro perro tiende a correr detrás de nosotros cuando descendemos con esquís y además lo hace a menor velocidad.  Si esto ocurre y además controlamos nuestro esquí, bastará con enseñarle a que nunca nos sobrepase y vaya siempre detrás nuestro. Esto podemos hacerlo poniendo nuestros bastones a forma de barrera física cuando intente adelantarnos por un lateral. Y siempre, siempre… llevar una velocidad controlada y mantener las distancias de seguridad. Si nuestro perro nos sobrepasa, y no podemos hacer que se ponga detrás, pararemos y no continuaremos hasta que se posicione detrás nuestro. Llevar premios encima puede facilitarnos esta faena.

 

Bien… lo he entendido todo. Y ahora… ?

A disfrutar de la nieve con tu peludo.

 

Hay algunas cosas que no he entendido….

¿Por qué es necesario llevar piolet y crampones si vamos con los esquís? ¿Qué son las cuchillas?

En realidad, subir montañas con esquís de travesía es lo mismo que una salida de montañismo invernal de media/alta montaña y hay que llevar el mismo material por cuestiones de seguridad. La nieve en un momento determinado puede presentarse dura o poder sufrir un resbalón o accidente inesperado, el piolet y los crampones hay que llevarlos siempre encima por una cuestión de seguridad personal.

No obstante, en las salidas que busco para hacer con mi perro (buena meteo, dificultad fácil, estado de la nieve buena…) no es necesario su uso, pero siempre hay que llevarlos encima pues serán necesarios en el caso de que la nieve esté dura.

Las cuchillas son los crampones del esquí. Se ponen en caso de que tengamos que progresar en pendientes suaves o moderadas y la nieve esté dura.

 

¿Qué es eso del ARVA, la sonda y la pala?

El ARVA, sonda y pala es el material mínimo con el que podrías encontrar y rescatar a una víctima de un alud o ser rescatado en caso de ser víctima de un alud. Es totalmente imprescindible llevarlos encima en nuestras actividades de esquí de travesía y por supuesto, saber usarlos.

El ARVA es un dispositivo que el esquiador lleva pegado a su cuerpo y encendido y en la posición de emisor, emite una señal que puede ser recibida por otros ARVAS en modo de recepción. En caso de que  el esquiador, quedara sepultado por un alud, éste estaría emitiendo esta señal que podría ser detectada por los compañeros que hubieran quedado fuera o incluso por el equipo de rescate que acudiera en caso de ser avisados. Los ARVAS más modernos detectan ya las señales direccionales y te indican incluso la distancia y si hay víctimas múltiples. No obstante, no solo hay que llevarlo encima, si no también saber usarlo pues de él puede depender la vida de tus compañeros.

Aquí os dejo un video explicativo de lo que es un ARVA

Aquí un tutorial sobre como hacer búsquedas con ARVA

 

Vida Pla
Experienciacanina.com
info@experienciacanina.com


Ambassador 

Facebook Google LinkedIn Twitter

Diseño y desarrollo por: Vida Pla
Patrocinada por: Aitana Multimedia, S.L.
Twitter Facebook Youtube
info@experienciacanina.com