9 de Noviembre de 2017

Entrevista a Eva Toledo para Experiencia Canina

A Eva Toledo la conocimos durante una travesía de 2 días de montaña en Andorra. Desde entonces, debo reconocer que aunque a través de la distancia, hemos sido sus fans desde que la conocimos. Además, con ella compartimos  varias cosas, entre ellas, el amor por nuestros perros como integrantes de nuestra familia y la montaña... si, no concebimos nuestras vidas con nuestros perros sin estar cerca de las montañas, vivirlas y además, enternderlas como medio para poder trabajar con nuestros ellos.

Si algo nos gusta de Eva, es que la hemos visto viajar de un lado a otro por motivos de trabajo siempre acompañada de sus 6 perros, como si esto, pareciera tarea fácil. Adiestradora canina y aventurera, con una familia canina numerosa y ahora trabajando en pleno corazón del Pirineo, nos ofrece su tiempo para contestarnos a estas preguntas.

V.P.: Eva, cuéntanos como empezó todo.

E.T.: Empezó todo cuando aún era una cachorra, bueno una bebé humana. Una familiar tenia que jubilar a su pastor alemán de la CNP y fue a parar a mi casa, Ron era su nombre, un precioso pastor alemán de pelo largo que me cuidaba estando yo en la cuna, yo no lo recuerdo pero gracias a fotos y a lo que los vecinos del barrio me explicaban de él casi casi es como si pudiera acordarme de algunas pequeñas cosas, lo recuerdo como un héroe, era conocido en el barrio y fue un gran perro. Cuando yo tenia tres años Ron fue robado y hubieron muchos cambios en mi vida, entre ellos irme a vivir con mis abuelos, los cuales me dieron una infancia muy feliz rodeada de animales y naturaleza, son años que recuerdo con muchisimo cariño. Mi abuelo, la persona mas importante de mi vida era cazador, puedo asegurar que no era la típica imagen que hoy muchos tienen de los cazadores, el tenia 5 perros de caza, bracos y pointers, perros de pluma los cuáles con cinco añitos mi abuelo me enseñaba a adiestrarlos para los cobros, dormían conmigo en casa, estaban libres en nuestra finca y a diario íbamos al bosque a pasear con ellos y una vez a la semana mi abuelo se los llevaba a hacer lo que más les gustaba, cazar. Recuerdo que a la vuelta siempre traían algún conejo y 5 o 6 pajaritos que a mi me daban mucha pena pero mi abuelo me explicaba que a mis perros les gustaba mucho conseguir comida para nosotros, también teníamos dos pastores alemanes. Mi abuelo desde los 30 años empezó con el cáncer así que yo lo conocí luchando contra esa terrible enfermedad, no trabajaba y se dedicaba exclusivamente a su huerto, sus animales y a nosotros, fue una gran persona que me inculcó el amor por los animales y me enseñaba a observarlos y a sentir pasión por los perros y su aprendizaje. Fueron pasando los años y siempre estuve rodeada de perretes, con 12 años volví a vivir con mi madre durante unos años y me pasaba los veranos pidiendo perros a los vecinos y llevándomelos a la montaña ya que ya estaba viviendo en un pequeño pueblo de montaña, me encantaba llevarme unos cuantos perros y descubrir nuevos lugares, iba por caminitos cerca de mi pueblo y descubría bosques y prados donde poder descansar e ir soltando a los que más conocía a observarlos, eran momentos mágicos, yo me montaba mis películas de lo que se decían unos a otros y con el paso de los años es algo que no he cambiado, sigo haciéndolo.

Los perros siempre estuvieron presentes en mi vida, he tenido 24 perros desde mi infancia de los cuáles 11 fueron pastores alemanes, aunque pueden parecer muchos cuando siempre has tenido grupos sociales grandes es fácil llegar a ese número.

Por circunstancias de la vida me marché muy pronto de casa, con 15 años ya estaba emancipada y ahorrando dinero para poder hacer un curso de adiestramiento el cual realicé con 17 años y a partir de ahí ha sido una formación continúa.

V.P.: ¿Qué cualidades crees que debe tener un buen educador canino?

E.T.: Debe ser buen observador, ser muy constante y paciente, tener poder de adaptación y recursos suficientes para poder ayudar, tener siempre ganas de aprender y mejorar y sentir la misma curiosidad que el primer día, tener mucha psicología y lo más importante, no olvidar porqué decidió ser educador canino.

V.P.: Hablamos de tu familia perruna

E.T.: Bueno para mí no son familia y aunque suene muy feo os explico el porqué. Mis perros son mi responsabilidad, son mi prioridad y los he elegido yo cómo compañeros de vida, así que son más que mi familia.

Actualmente vivo con Kora, Ashlan, Free, Skye, Thor y Nitro. Podría pasarme días hablando de ellos pero intentaré ser lo más breve posible, para mi son muy especiales.

Kora llegó en un momento difícil, mi anterior pastor alemán habia muerto en mis brazos unas semanas atrás y casualmente tuve que bajar a Barcelona a un criadero para asesorar a un amigo sobre su nuevo perro. Antes de marcharme pregunté por un transportin que habia en la puerta, con un perro dentro. Me explicaron que era para que el veterinario viniese a sacrificarla porque estaba enferma y no se podían permitir mantener un perro el cual no iban a poder vender, así que pregunté si me lo podía llevar y me ahorro la explicación de como conseguí que así fuese. Mi pequeña Kora, una perra de cristal que estuvo enferma hasta pasado el año, costó mucho sacarla adelante pero al final lo conseguimos y actualmente es una perra feliz, más delicada que los demás pero ya ha cumplido 7 años junto a mi. Kora gracias a su falta de socialización con el mundo exterior por su enfermedad era una perra bastante insegura, pero con otros perros era muy sociable cuando empezó a salir de casa, una cachorrona divertida y juguetona, tuvo la mala suerte que una vez jugando una perra vino corriendo hacia ella y la marcó, hubiese sido una tontería sin más pero por culpa de la velocidad de la perra y de Kora que estaba corriendo y saltando le abrió la zona abdominal, ese momento quedó grabado en mi retina, y en la de ella. Cogí a Kora en brazos (ya pesaba sus 25 quilitos) y salí corriendo llorando mientras le colgaba algo del interior de su abdomen y mucha sangre. Fue muy mala suerte pero bueno con una sutura de 40 puntos quedó arreglado el daño físico, el daño psicológico tardó algun año que otro, a raiz de la situación, de los nervios vividos ese día Kora desencadenó un problema de reactividad hacia otros perros bastante severo, pero bueno al final juntas lo superamos y ahora es una gran perra, le llamo cariñosamente "la mami" porque siempre está cuidando de todos.

Al estar en el mundo de las protectoras llegó a mi un caso de un pastor alemán ciego al que iban a sacrificar, Curro un perro de 40 quilos agresivo con otros perros fuesen hembras, machos o cachorros. Decidí traerlo a casa el dia antes de su sacrificio y la primera exclamación al verlo fue: es un león! Pues no se porque desde el primer momento tuvimos una conexión muy especial, el perro por suerte no era ciego, además tenía los ojos más preciosos del mundo, y era mi león, mi Ashlan. Ashlan es un perro sabio, un ser que no tengo palabras para describir, es el jefe de mi trupe, un perro seguro de si mismo y con una bondad interminable. Actualmente tiene casi 9 años, muchos jóvenes enviadiarían la predisposición que sigue teniendo, la latencia, es un perro que pone todo su corazón en lo que hace, sigue aprendiendo con gran facilidad a pesar de su edad y aunque ya lo haya retirado ha sido un gran perro de búsqueda, bueno todo lo que ha realizado se le ha dado bien ya que disfruta como si no hubiese mañana solo agradándome.

Luego llegaron un par de perros más que por desgracia ya no estan conmigo, aunque siguen vivos y los veo a menudo. Más tarde dieron el aviso de un pueblo que había un perro o un zorro cerca de una carretera en la montaña, intentamos convencer al encargado del refugio para que lo fuese a rescatar pero como el ayuntamiento de la zona no pagaba la cuota para ello, se negó. Hablamos con el ayuntamiento de dicho municipio y el mismo alcalde nos informó que le pegaría un tiro antes que gastar dinero en eso, así que nos juntamos unos cuantos y fuimos a intentarlo. Nos encontramos con un perro salvaje, muy rápido y astuto, lo intentamos cazar de todas las maneras habidas y por haber, subíamos dos veces al dia el primer mes, más tarde ya éramos menos los voluntarios ya que muchos lo habían dado por imposible. Se le sedó, se le intentó cazar, conseguimos dardos, llevamos perras en celo, probamos todo lo que estaba en nuestra mano, nuestro salvajillo "Free" aunque por aquél entonces le llamábamos "Flecha", Después de cuatro meses casi, solo subíamos 3 o 4 personas, hay que decir que estaba bastante alejado de nuestra casa y el gasto de tiempo y combustible desanimaba a cualquiera, llegaron las nevadas y ese año hacia un frío polar increíble, un día por fin cayó en la jaula trampa y de milagro conseguimos cerrarla, el astuto zorrillo había aprendido a coger la comida sin que se cerrase. Bueno de Free tendría un libro para escribir, lo resumo un poco, metimos la jaula en mi maletero y luego para sacarlo fue una odisea, era un perro salvaje, mordía y no se dejaba tocar y en un espacio tan reducido como era el maletero de mi coche fue difícil, lo conseguí meter en casa y el pobre se pasó tres días encima de una baldosa sin moverse por el desconocimiento de qué era ese suelo. Free no iba a quedarse pero siempre volvía a mi de las casas que salían para él, era un alma salvaje y libre, pero siempre quiso estar junto a nosotros o junto a mi, no lo se exactamente. Cuando me iba a trabajar se escapaba de casa y era capaz de esperarme 9 horas sentado en la curva de la carretera hasta verme llegar, yo no podía tocarlo y tardé varios meses pero él mes esperaba pacientemente. Tardó un año en dejarse tocar por las personas y hoy en dia nadie podría imaginarse que fue un perro salvaje, es la felicidad y libertad en perro.

La siguente fue Skye, era adoptada por una conocida y ya no podía con ella, mordía por sus miedos y se escapaba día si y día tambien. Skye se convirtió en una gran perra de terapia que es capaz de ayudar a niños y personas que lo necesitan de una manera tan natural, que te olvidas de ella, es muy especial. Ella es la dulzura perruna, y nunca más volvió a escaparse, de hecho es la que siempre cierra las filas, siempre va unos metros por detrás nuestro de manera relajada y pasea suelta por la ciudad sin separarse de ti. Es una perra que lo pone todo muy fácil, tanto que más de una vez me he olvidado de ella al entrar en casa y la he dejado esperando en la puerta jajaja.

Los últimos años hubieron tres perros más, dos de ellos por desgracia fallecieron y la otra está con mi expareja puesto que era suya. Antes de que falleciese la última perrita, que era mi segunda malinois, el primero también fue un malinois muy muy especial para mi Vaulk y la leishmania hizo que nos dejase demasiado pronto, asi que me regalaron la segunda malinois, Marea, una perrita encantadoramente sociable y cariñosa con todo ser viviente, por desgracia tenía una enfermedad congénita y aunque estuvo tratada desde el primer momento no se recuperó de un post operatorio y también se fue- Antes de ello había encontrado un cachorro a pleno sol abandonado en un campo, sin agua ni comida, comiéndose a su hermano ya fallecido, aun con Marea en vida decidí quedarme con el cachorro ya que era un perro que ya apuntaba a maneras siendo tan pequeño, no podía ir a parar a cualquier sitio. Ese cachorro era Nitro, el quinto de mis perros actuales, mi destartalado, mi mimado, lo mas tierno y bueno del mundo, pero lo más loco y desquiciado a la vez, este vino a ponerme a prueba y por ahora, lo sigue haciendo cada día, aunque también sigue haciéndome reír día tras día. Es el bebito de la casa y mi pesadilla.

Hace unos meses un amigo me comentó que no podía hacerse cargo de uno de sus perros, un cachorro al que desde el primer día vi nacer y crecer a través de la distancia, en su día quería quedármelo pero las circunstancias eran díficiles ya que acababa de llegar a un país extranjero que no me lo puso nada fácil, pero al paso de los meses cuando este amigo me comentó que quería que estuviese conmigo yo ya estaba más desahogada y hacia un tiempo que estaba pensando en coger un perro para volver a disfrutar de un deporte canino que practicaba, mis otros perros ya no están en la edad y Nitro tiene un gran olfato, pero no es un perro con las cualidades necesarias para este deporte. Así llegó Thor, mi ratón, el velociraptor, un perro eléctrico muy joven pero muy centrado con el que espero que juntos consigamos muchas cosas. Es un perro con el que es obligatorio entrenar cada día, es un torbellino inagotable y todo amor o...

V.P.: Ahora vives en Andorra… cuéntanos como influye vivir en medio del pirineo en el trabajo diario con tus perros

E.T.: Hace un año decidí volver al pirineo después de unos años rodando por formación y trabajo, echaba mucho de menos las montañas. Actualmente vivo en la montaña literalmente, salgo de casa y a 100 metros tenemos montaña donde paseamos a diario, cresteamos, vamos a lagos, hacemos rutas, cada día corren por piedra y hierba, ríos, barro y pronto nieve. Yo personalmente odio las cudades, bajo exclusivamente a trabajar y por obligación a llevar a mis perros pero bastante poco, cuando han sido cachorros obviamente he tenido que pisar más la ciudad pero considero que no es un lugar para los perros. Soy una persona poco extremista pero creo que un perro necesita montaña o al menos naturaleza para ser feliz. Estamos alejado de todo, tema entrenamiento por ejemplo depende de qué es bastante complicado. Con Thor practico Mondioring y en Andorra los deportes de mordida estan prohibidos así que tengo que desplazarme a Francia o España siempre, aquí para disfrutar de libertad y naturaleza es ideal pero la cultura canina... es otro cantar.

V.P.: ¿Cuáles crees que son los principales errores que solemos cometer los propietarios de perros?

E.T.: Ufff no sabría por dónde empezar. A nivel general la sobreproteccion y humanización están a la orden del dia, y cada día más por desgracia. La pena, nunca es bueno sentir pena con un perro, los "pobrecitos" son bastante negativos. Y lo más importante, no querer conocer su mundo, su especie y quererlos adaptar a una sociedad sin tener en cuenta sus necesidades.

Ya más especificamente a nivel de entrenamiento/ educación ser poco constantes, coherentes y no ser conscientes del gran compañero que tenemos al lado por lo tanto no conocer sus instintos, sus potencias y volvemos a lo mismo, sus necesidades como individuo.

V.P.: Cuáles son los principios básicos o pilares en los que se sustentan tus métodos de trabajo y filosofía de la educación canina?

E.T.: Pues es difícil de explicar, no me considero ni positivista ni tradicional, me gusta conocer al perro que tengo delante y adaptarme a sus necesidades y luego por necesidad, al dueño. Uso mucho la psicología, creo que pienso más en perro que en humano y uno de los principios es siempre trabajar por el bienestar del perro.

V.P.: Tú y seis perros en un piso pequeño…. Cuéntanos tu secreto.

E.T.: Somos siete perros!!! Jajaja Bueno mis perros forman parte de mi así que han vivido hasta en el coche conmigo durante una temporada, en una habitación, en una casa compartida... siempre digo que el perro no necesita espacio, necesita tiempo, y tiempo de calidad. Mi vida se basa en su bienestar, ellos dependen de mi así que yo no puedo fallarles, hago vida social pero siempre mi prioridad son mis perros, así que primero ellos y luego lo demás. Actualmente me levanto a las 5:30 de la mañana para que antes de irme a trabajar tengan su tiempo de entrenamiento y sus dos horas de montaña, al medio dia subo exclusivamente para que hagan una hora de ejercicio y por la noche antes de ponerme con la hora de la comida y la limpieza salen a hacer su ultimo paseo y cuando el día es más largo podemos hacer algún recorrido a la fresca o en invierno en medio del bosque gracias a mi querido frontal luminoso. En casa mis perros duermen, no hay más, nunca tocan nada, ni arman jaleo, ni juegan, la casa es el lugar de descanso así que descansan y esperan. El secreto es tener unas rutinas muy estrictas tanto con ellos como con la limpieza y dedicación.

V.P.: Qué ventajas piensas que tiene la socialización en entornos naturales y en la montaña?

E.T.: Pues para mí esque la naturaleza son todo beneficios, a nivel emocional y físico. Los perros pueden ser perros, pueden olfatear, pueden desatar sus instintos, mojarse, ensuciarse, correr... Disfrutar de todos sus sentidos así que creo que es muy estimulante para ellos ya que gracias a eso se puede reducir de manera más rápida el estrés y la excitación y el efecto espejo, si tu te sientes bien, tu perro también se siente mejor.

V.P.: Muchas gracias Eva por dedicarnos este tiempo para poder conocerte mejor a ti y tu familia canina. Esperamos poder verte pronto en el Pais de los Pirineos para poder compartir paseos en manada con vosotros.

 

Aquí os dejamos el enlace de Eva a su facebook por si queréis seguir sus aventuras.

Facebook de Eva Toledo - Adiestradora especialista en modificación de conducta canina

Entrevista realizada por Vida Pla para Experiencia Canina

 

Facebook Google LinkedIn Twitter

Diseño y desarrollo por: Vida Pla
Patrocinada por: Aitana Multimedia, S.L.
Twitter Facebook Youtube
info@experienciacanina.com