27 de Junio de 2016

Castillo de Acher (2.384m) desde Oza

Bonita y dura ascensión enclavada en el Parque Natural de los Pirineos Occidentales de la Jacentaina. La zona es espectacular por sus contrastes en colores y roca blanquecina, pero ir en otoño como hicimos nosotros, inunda el cuadro de pinceladas perfectas.

Con sus 1.270m de desnivel en unos 17kms, hace las delicias de los montañeros que deciden subirlo. Su forma característica de fortaleza rocosa infranqueable le da su nombre. Se trata de una ascensión fácil pero para gente acostumbrada a terrenos en ocasiones incómodos y con buena forma física. De vital importancia será que nuestro perro también reúna estas condiciones.

La ascensión parte de la Selva de Oza que como veis en otoño no escatima en paleta de colores ocres y rojizos. Los bosques formados principalmente por abetos, se casan y mezclan con pinos y hayas. Podemos encontrar también tejos, arces y abedules. En vegetación baja, predomino el boj.

Una vez salimos de la cómoda senda del bosque, nos da paso a terreno abierto con grandes extensiones de prados verdes y vistas espectaculares a las grandes moles de la zona.

Es en esta zona donde suele haber rebaños de vacas, cabras y ovejas, por lo que tendremos que extremar precauciones con nuestros peludos.

El camino se hace cómodamente andando por sendas blandas de tierras arcillosas y pastos hasta la base de las murallas de nuestro castillo. Hay distintos sitios por donde acceder a la fortaleza y superar este resalte que son de distinta dificultad, nosotros tomaremos la más sencilla. Se trata de una canal en la que en alguna ocasión hay que ayudarse con las manos pero muy sencilla y sin exposición, por lo que un perro acostumbrado a andar por montaña no debería de tener problemas en superarlo.

 

 Las vistas son espectaculares (nos detenemos unos instantes para contemplarlas).

 

Al salir de la canal, la ruta discurre por senda hasta la cima, aun nos quedarán unos metros que superar. En este tramo hay que llevar cuidado con los perros, pues nos encontramos en la parte superior del castillo y aunque la senda discurre a bastante distancia de los cortados, conviene que nuestros peludos se mantengan controlados a nuestro lado.

 

En ocasiones, es muy útil llevar una correa elástica (tipo canicross) para poder atar a nuestro perro al arnés en caso de que queramos que por cualquier motivo pertenezca a nuestro lado. Si acostumbras al perro a andar por montaña con él, es más cómodo que una correa normal, te permite tener las manos libres y él no sufre tirones en el cuello (no recomendable en zonas con riesgo de caída, pues podríamos ser arrastrados con él en caso de caída).

 

Cima! Las vistas son espectaculares. Es amplia y hay espacio suficiente para bastante gente, pero siempre, en las cimas, hay que extremar la precaución con los perros y tenerlos controlados por los posibles cortados que pudiera haber, por nuestra seguridad y la del resto de montañeros.

 

El día es estupendo y paramos a contemplar paisaje y descansar algo en la bajada. Bigotes aprovecha para hacer una pequeña siesta…

Antes de lanzarse a jugar de nuevo…

 

 Y esto es todo amig@s!

 

Habilidades (órdenes) muy útiles a la hora de practicar estas actividades:

Detrás: El perro anda detrás del guía sin sobrepasarle en ningún momento y a la misma velocidad que el mismo. Esta orden es de vital importancia cuando pasamos por sitios estrechos donde puede haber más gente y hay cortados o laderas con mucha pendiente. Tendremos al perro controlado en velocidad y andando por el camino más seguro para nosotros, para él y para el resto de personas con las que nos podamos cruzar.

Despacio: El perro anda despacio y a la orden de los pasos que le vamos indicando. Esta orden puede ser muy útil para realizar sencillos destrepes como el que se ve en este artículo.

Junto: Muy útil en caso de perros ‘cazadores’ o ‘pastores’ en lugares donde hay ganado o animales salvajes. Si tenemos a nuestro perro andando junto a nosotros, nos será más sencillo practicar el autocontrol con él en estas situaciones.

Importante: Recuerda que la montaña siempre implica unos riesgos y conocerlos y estudiarlos podrá prevenirte de posibles accidentes. Si además, viajas con un perro, asegúrate de que está en perfectas condiciones para realizar esta actividad.

 

Vida Pla
Experienciacanina.com
info@experienciacanina.com


Ambassador 

Facebook Google LinkedIn Twitter

Diseño y desarrollo por: Vida Pla
Patrocinada por: Aitana Multimedia, S.L.
Twitter Facebook Youtube
info@experienciacanina.com