24 de Noviembre de 2016

Etapas de desarrollo de un cachorro

Comprender cuáles son las etapas en el desarrollo del comportamiento canino, nos servirá para ayudar a nuestros cachorros a desarrollarse correctamente, según sus necesidades y tiempos. Esto, puede ser determinante en la conducta que nuestro compañero desarrolle de adulto.

Los periodos, aunque bastante exactos son orientativos pues la madurez de cada individuo depende en parte de la raza. Los perros de razas grandes tienen proceso de madurez más lentos por norma general.

  1. PERIODO PRENATAL (desde la fecundación hasta el nacimiento)

En este periodo, será el estado de la madre lo que pueda afectar de una forma u otra al desarrollo del cachorro, por lo que será conveniente controlar las cargas de estrés que deba soportar.

El último tercio de la gestación es el más crítico pues es cuando empieza a formarse el sistema nervioso y una carga excesiva de estrés en la madre puede dar lugar a la aparición de conductas indeseadas y reducción de la capacidad de aprendizaje.

  1. PERIODO NEONATAL (día 1 al día 12)

Tenemos un cachorro con sus poco o nada desarrollados que se limitará a dormir y comer, leche materna. El cachorro deberá permanecer con la madre y los hermanos y será habitual encontrarlos buscando el contacto. Todavía no controlan las micciones y defecaciones, su madre les ayudará a crearles el reflejo de evacuación lamiéndoles cada cierto tiempo.

  1. PERIODO DE TRANSICIÓN (del día 12 al día 21)

Durante este periodo, también llamado “Fase del despertar” el cachorro tiene un gran apego a la madre, realiza exploraciones táctiles con el hocico, su visión no es perfecta y empieza a escuchar sonidos sin poder determinar todavía la dirección de los mismos. Empieza a tener mayor movilidad aunque todavía es torpe en el andar.

Aparecen tímidamente las primeras intenciones sociales (el juego) y empieza a controlar sus micciones.

  1. PERIODO DEL DESPERTAR (del día 21 al día 28)

Esta etapa es la etapa de desarrollo sensorial más importante. Nuestro cachorro empezará a percibir el mundo de otra manera debido al desarrollo de su sistema nervioso.

Todas estas experiencias nuevas supondrán un estrés adicional para el cachorro, por lo que es de vital importancia la PRESENCIA DE LA MADRE pues calmará dicho estrés y proporcionará seguridad al cachorro. Toda carga negativa excesiva en el cachorro durante este periodo, puede dejar un recuerdo imborrable en el mismo.

El cachorro empieza a reconocer a sus congéneres, fenómeno que se llama IMPRONTA (desde el nacimiento hasta la semana 16), que ocurre en este momento concreto de la vida del animal. Todos los conocimientos adquiridos durante esta etapa serán conservados para toda la vida, a diferencia del olvido que solo es atribuible al aprendizaje. Se define la impronta como “la más temprana y duradera forma de aprendizaje, que hace que el animal se identifique como miembro de una especia tomando como modelo a otro ser vivo, aprendiendo de él mediante observación e imitación”. Este aprendizaje perdurará para toda la vida.

  1. PERIODO DE SOCIALIZACIÓN (del día 28 al día 48)´

Debido a la mejora en el desarrollo de sus sentidos y en su movilidad, el perro empieza a descubrir el mundo, aumentando su capacidad de aprendizaje considerablemente. En esta etapa es donde aprenden el LENGUAJE CANINO y algunos estudios confirman que el periodo crítico para el establecimiento socio-conductal canino se produce entre la semana 4 y la semana 16. Por lo que escasos o deficientes contactos sociales consiguen perjudicar el vínculo con el resto de sus congéneres y/o humanos.

En caso de no realizar una adecuada socialización en esta etapa, se pueden producir en un futuro conductas no deseadas, tales como agresividad, miedos, trastornos sexuales, ansiedad ante diversas situaciones o indiferencia hacia sus congéneres.

La madre juega un papel importante pues empieza a intensificar la disciplina e imponer su autoridad, por lo que por otra parte ayudará al cachorro a superar la frustración de encontrarse con ‘límites’ preparándolos mejor para el futuro. Los hermanos de camada, también ayudarán a establecer y respetar su posición social, lo que supondrá tener un correcto lenguaje canino en un futuro. El cachorro aprende los comportamientos sociales y jerárquicos de su especie, así como a inhibir las mordeduras y otras reglas de socialización mediante el juego con sus hermanos de camada.

  1. PERIODO DE SOCIALIZACIÓN HUMANA (de la semana 8 a la semana 12)

Nuestro cachorro ya está listo para explorar el mundo, aprendiendo y desarrollándose emocionalmente, por lo que ya está preparado separarse de la madre.

Será una etapa de exploración donde cada día que pasa cuenta en el historial de experiencias de nuestro cachorro por lo que proporcionaremos experiencias nuevas, juego moderado con límites, intentando controlar las situaciones a las que expongamos a nuestro perro haciéndolas lo más positivo posible.

  1. PERIODO DE ENRIQUECIMIENTO

A diferencia del resto de etapas, este periodo no tiene un tiempo límite y perdurará el resto de la vida del cachorro. Como su nombre indica, iremos alimentando la vida de nuestro cachorro con nuevas experiencias positivas, exponiéndole a una amplia variedad de situaciones, nuevas y excitantes, vivencias, oportunidades para explorar, para descubrir, para resolver problemas por sí solo e interactuar con el entorno.

 

Algunas conclusiones importantes:

  • El periodo de socialización de los cachorros en el que se relacionan con los miembros de su misma especie y de otras, es importante realizarla en el periodo crítico de vida de un cachorro pues será muy importante para su comportamiento futuro y quedará grabado para el resto de su vida. Una deficiente exposición a estímulos en esta etapa puede tener como consecuencia que el animal desarrolle miedos e inseguridades en su etapa adulta.

  • Cuando la impronta se ha desarrollado suficiente, los perros tienden a relacionarse con sus congéneres sin ningún tipo de problema, entendiendo el lenguaje canino y las señales de comunicación, así como la mordida inhibida. En cambio, si no se presta atención a este periodo y es deficiente, los perros tendrán problemas de relación con otros congéneres. En algunos casos, estos problemas, miedos e inseguridades pueden traducirse en episodios de agresividad.

  • Será de vital importancia entonces, respetar las etapas de desarrollo del cachorro siempre que sea posible, no separándolo de la madre y resto de la camada antes de los 2 meses para evitar que desarrolle problemas futuros

 

 

Facebook Google LinkedIn Twitter

Diseño y desarrollo por: Vida Pla
Patrocinada por: Aitana Multimedia, S.L.
Twitter Facebook Youtube
info@experienciacanina.com